¿Eres una empresa de mudanzas o profesional y quieres encontrar nuevos clientes?
¡Empieza a conseguir clientes!

Consejos para una mudanza con niños


0 Opiniones

4.6 (92%) 5 votes

Cómo sobrevivir a una mudanza con niños

Como ya sabes, poner en marcha una mudanza no es un cambio insignificante en la vida y más si se trata de una mudanza familiar. ¿Quién no ha pasado por situaciones de estrés en este ámbito? Desde las discusiones en pareja debido al cansancio del traslado, a las situaciones que afectan especialmente a los más pequeños. Y lo más probable actualmente es que de un momento u otro nos veamos inmersos en un cambio de domicilio, de modo que aquí os dejamos unas cuantas claves para sobrevivir a una mudanza si tienes niños.

consejos mudanzas con niños

Lo que debes tener en cuenta

Uno de los consejos más clave es que los padres mantengan la calma en todo momento y en la medida de lo posible, no sólo por su propio bien sino sobre todo por el de los niños. Es recomendable mantener una actitud positiva y alegre frente al cambio.

Antes de llevar a cabo la mudanza, de manera previa hay que ir preparando a los pequeños teniendo en cuenta las necesidades de cada niño y explicándoles bien las razones del traslado.

Hay que ser claros y realistas, destacar cualidades positivas del lugar al que nos trasladamos para de este modo los niños encuentren un aliciente en el cambio sin que esto signifique idealizar el lugar. Siempre que sea posible y que la distancia lo permita, visitad el nuevo lugar al que iréis. En caso de no ser posible, buscad información por Internet por ejemplo.

Otro aspecto conveniente es que los niños conozcan historias de otras familias a las cuales una mudanza les aportó cosas positivas. En este aspecto también podemos recurrir a películas de humor o cuentos más apropiados para los más peques… pero eso sí siempre evitando la idealización.

La logística

Respecto a la logística, intenta que todas las pertenencias del niño lleguen bien, es decir, que no se extravíen juguetes, su ropa… es la mejor manera para empezar con buen pie ayudando a una buena instalación en el nuevo hogar. ¡Haz que todo sea un juego! en el sentido de implica a los niños en la decoración, especialmente de su cuarto.

Una de las opciones más acertadas si la nueva residencia se encuentra próxima a la antigua es ir realizando el traslado de forma paulatina, de este modo el niño ganará tiempo para asimilar la nueva situación y seguro que le encantará ayudar en la mudanza o incluso podrá ir organizando poco a poco su habitación.

Finalmente y una vez la instalación haya finalizado, hay que intentar retomar las rutinas anteriores al traslado, es decir, horarios de comidas y/o cenas, la hora del baño, o la de ir a la cama. Cuanto más normalidad demos,  menor impacto tendrá el cambio.

Y por último, si la familia acaba de pasar una situación traumática como bien puede ser de divorcio o muerte -en el peor de los casos-, tal vez convenga posponer un tiempo el traslado evitando así añadir más presión al niño. De este modo no solo estaremos dándoles (y dándonos) tiempo para adaptarnos a la nueva situación familiar, sino que a esto le sumamos unos cimientos más firmes para iniciar otro importante cambio en nuestra vida como es una mudanza. Una vez te encuentres listo, afrontarás de mejor modo y más centrado este cambio siendo realmente beneficioso para ti y sobretodo para los pequeños.

Más información

Tu email nunca se publicará o compartirá. Los campos necesarios estan marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies