¿Eres una empresa de mudanzas o profesional y quieres encontrar nuevos clientes?
¡Empieza a conseguir clientes!

Cómo embalar tu vajilla para la mudanza


0 Opiniones

Rate this post

Consejos para embalar tu vajilla como un profesional

Si próximamente vas a realizar una mudanza, lo más seguro es que una de tus mayores preocupaciones será el pensar las maneras de embalar tus objetos más frágiles de modo que lleguen en perfecto estado a su destino final. Objetos como la cristalería, figuras de porcelana o la vajilla son los que más preocupación y quebraderos de cabeza generan durante una mudanza y es por ello hoy queremos darte algunos consejos sobre cómo embalar tu vajilla como un profesional.

Nuestra principal recomendación es que si tienes pensando mudarte en los próximos meses, lo ideal es que te pongas en contacto con una empresa especializada en mudanzas, también te queremos dar algunos consejos para facilitar el embalaje de objetos frágiles y para que puedas estar más tranquilo y seguro al saber que tu vajilla llegara sin un rasguño a tu nuevo hogar.

La opción más segura de embalar todas las piezas que conforman tu vajilla es utilizando papel, platico de burbujas y una caja de cartón o plástico. Si en tu caso, serás quien se encargue del embalaje de la vajilla y demás objetos frágiles, no olvides que debes contar con todos estos elementos para poder asegurar que tus pertenencias lleguen en perfecto estado.

consejos para embalar tu vajilla

¿Qué pasos debes seguir para embalar tu vajilla?

En primer lugar, y tal como ya lo hemos comentado, asegúrate de adquirir materiales para embalaje de calidad. Entre ellos podemos mencionar: cajas de cartón, cajas de plástico, plástico de burbuja y material de relleno.

A continuación, debes comenzar colocando abundante material de relleno en la base de la caja. Puedes emplear material de relleno tales como chips de porexpan, papel de embalaje o periódico o espuma foam. De esta forma te aseguras que las piezas no estén en contacto directo con el suelo u otras superficies.

Ahora es el turno de embalar las piezas de la vajilla. Lo recomendable es que las agrupes por tamaño: platos hondos, platos llanos, etc. Colócalos en paquete con doble envoltura  cubiertos con plástico de burbujas y cartón.

Una vez que ya has agrupado las piezas en paquetes pequeños, colócalos dentro de la caja en posición vertical y procurando que los objetos nos queden sueltos y que no se muevan durante el traslado.

Cuando se trata de copas y vasos, lo primordial es evitar que estas piezas se toquen entre sí. Para ello debes cubrir cada pieza por separado con papel y plástico de burbujas, asegurándote de darle varias vueltas.

A continuación, debes rellenar los huecos y espacios vacíos utilizando material de relleno. De esta forma evitamos que las piezas se golpeen entre sí o que se puedan mover durante la mudanza. Una vez llena la caja y aseguradas las piezas, debes cerrar la caja asegurándote que la unidad tenga consistencia.

Cuando hayas terminado de embalar las piezas de tu vajilla y demás objetos delicados, no olvides identificar las cajas y etiquetarlas como “Frágil”.

Siguiendo esta serie de consejos y recomendaciones conseguirás garantizar que tus platos, ensaladera, fuente, copas y tazas, lleguen sanos y salvos a tu nuevo hogar. Si quieres saber mucho más sobre cómo realizar el embalaje de tus pertenencias y como realizar una mudanza de forma eficiente, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y con gusto te asesoremos en la planificación y ejecución de tu mudanza.

Más información

Tu email nunca se publicará o compartirá. Los campos necesarios estan marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies